Educación

¡Vuelta al cole! (O más bien, entrada al cole)

Como muchos sabéis, la vuelta al cole, o en el caso de la drama queen n°1, la entrada al cole, me traía por la calle de la amargura.

En nuestro pueblo, no existe la adaptación. En ningún cole. El primer día van una hora y media y el segundo las 5 horas del tirón. Ahí, sin anestesia. Y para Valentina, era la primera vez que se separaba de su círculo familiar (abuelos, tíos, etc.) Así que sí, tenía miedo.

Me había preparado un escrito para pedir adaptación en el caso de que llorara y tratamos el tema con cuentos, etc, siempre intentando no transmitirle mis miedos.

Pues como siempre, nos sorprendió a todos. El primer día llegamos, estuvimos un rato en el patio del colegio, y cuando nos indicaron nuestra clase, fuimos para allá. Las indicaciones para los padres eran despedirse rápidamente e irse.

Yo tenía claro que si lloraba no iba a dejarla así. Lo siento, seré una madre loca, o lo que sea, pero no me parece la mejor opción que su primer contacto con el colegio sea un momento tan estresante y que lo viviera como un abandono.

Así que de camino a clase, le fuimos explicando que ahora se quedaba allí, que nosotros volvíamos en cuanto sonara el timbre, que en la clase había juguetes y cuentos, y unas seños muy chulis. Pensaba darle un beso en la mano, y decirle que cuando nos echara de menos, se acordara de que llevaba nuestro beso en la mano y que la queríamos mucho, pero a la hora de la verdad… ¡se me olvidó!

Cuando llegamos a la puerta… había niños llorando (mucho), sin quererse soltar de los brazos de sus padres. Nos bajamos a su altura, le dimos un beso y le dijimos que la queríamos. Se dio la vuelta, y se metió en la clase tan pancha!!!! Fuera mochila y a jugar.

La semana ha sido toda igual. Incluso el viernes por la tarde preguntó por su seño Manolo (me encanta, un maestro para fomentar que los hombres también educan y cuidan) y se enfadó porque el sábado no había cole.

Nos lo ha puesto muy muy fácil. Pero no dejo de pensar en esos otros niños, que no se sienten seguros, y en sus llantos desgarradores. Tengo claro que algo no estamos haciendo bien con los niños, los más vulnerables e indefensos. Lo pasé mal viendo a esos chiquitines y a sus padres sufrir una separación tan brusca, y creo firmemente que debe haber una forma más respetuosa de hacer esto. Tiene que haberla.

Ahora tratamos de acompañar algunas rabietas y las cascadas de “noes” que seguramente se derivan del cambio tan grande que ha experimentado.

Y a vosotros, ¿cómo han ido esos primeros días? ¿Ha sido muy duro? ¿Lo están reflejando en casa?

Sin categoría

Pollo tandoori

De nuevo #viernesdedramarecetas! Hoy he optado por un plato hindú muy rico, y sencillísimo de hacer. Solo haces el marinado, esperas y al horno. Con arroz, o un poco de cuscus, ya tienes un plato. ¡Vamos a ello!

Ingredientes:

Ingredientes pollo tandoori
  • Contramuslos de pollo deshuesados y sin piel.
  • Para el marinado:
    • 1 diente de ajo
    • 1 yogur natural
    • 1 cucharadita de pimentón picante
    • 1 cucharadita de pimentón dulce
    • ½ cucharadita de comino molido
    • ¼ de cucharadita de comino en grano
    • ¼ de cucharadita de nuez moscada
    • ¼ de cucharadita de canela molida
    • 4 clavos de olor
    • El zumo de 1 limón
    • 1/4 de cucharadita de jengibre molido
    • 1 cucharadita de sal
    • 1/4 de cucharadita de pimienta negra

Preparación:

  1. Partimos el ajo por la mitad y retiramos el germen.
  2. Añadimos todas las especias y el zumo de limón.
  3. En un mortero machacamos bien el ajo. Como yo no encontraba el mortero 😅 he usado la Thermomix.
  4. Añadimos el yogur y mezclamos bien.
  5. Añadimos la mezcla al pollo y movemos hasta que se queden bien cubiertos. Si es poco marinado, haced otro con otro yogur.
  6. Guardamos en la nevera y que se marinen hasta el día siguiente.
  7. Extendemos el pollo en un bandeja de horno junto con la salsa.
  8. Lo ponemos al horno durante aproximadamente 20-30 minutos, temperatura 220° arriba y abajo.

Y ya lo tenemos listo. Está riquísimo, de verdad. Aviso, es un poco picante, lo justo, pero si no os gusta, reducid el pimentón picante.

¡Que aproveche!

Crianza, Porteo ergonómico

Porteo ergonómico: consejos básicos

Seamos claros: a mí el porteo me salvó la vida y la cordura.

Tanto la mayor como la pequeña han dejado el capazo casi a estrenar. La mayor en cuanto tocaba el carro se lanzaba a llorar como una loca ( aquí fue cuando descubrí lo de la “cuna con pinchos“) y la peque lo tolera durante ratos muy cortos, así que hemos tenido que buscar métodos paralelos. Y el salvavidas llegó con el porteo, que aunque ya conocía, no sabía que iba a ser TAN importante.

Como no sabíamos nada de nada, me dediqué a investigar a fondo. Y descubrí un mundo enoooorme de posibilidades. Así que he pensado en un post de consejos básicos para empezar a portear:

  • ERGONÓMICO, siempre ergonómico. Hay muchas mochilas de marcas famosas, que no son las más adecuadas para la espalda y las caderas del bebé. Os dejo una imagen de Criando en brazos súper esclarecedora.
Infografia completa - colgona y ergo con logo 1
  • Plantéate quienes vais a portear en casa. Si vais a portear ambos progenitores, si solo la madre, si solo el padre, si vais a utilizarlo en momentos puntuales… Dependiendo de lo que queráis, los portabebés más adecuados son distintos. En nuestro caso, ya sabíamos que íbamos a portear los dos, durante bastante tiempo, y desde muy pequeños, así que buscamos un portabebé que se ajustara a esos requerimientos (por ejemplo mochila o meitai evolutivo o fular rígido)
  • La época en la que nacerá tu bebé si quieres portear desde el inicio. Hay tejidos más aptos para el verano (como el bambú o el lino, y otros más adecuados para el invierno.
  • Acude a tiendas especializadas o a talleres de porteo y prueba prueba prueba. En serio, lo de probar es lo mejor. Sobre el papel cualquier portabebé te va bien, pero es cuando lo pruebas cuando de verdad ves si es lo tuyo o no. Además, te enseñan a ponerlo y eso es vida. Este paso yo me lo salté, y si bien no me salió mal, me hubiera ahorrado mucho mucho tiempo de tutoriales por Youtube.
  • Grupos de Facebook. Hay muchísimos en Facebook, desde portabebés de segunda mano hasta grupos donde te asesoran, como el de Red Canguro. Súper recomendables para aprender, y para que te aconsejen.
  • Disfruta de tu bebé. Es una etapa muy dura y a la vez mágica. El porteo nos ayudó (y nos ayuda) a sobrellevar mejor la tremenda demanda de las niñas. Es el momento de la vida en que más van a querer estar pegados a ti, así que ¡déjate llevar!

Con la mayor porteamos hasta hace no mucho, y ahora estamos viendo de comprar una mochila toddler en cuanto la economía nos lo permita (Úpame tiene cosas maravillosas de bonitas). Ahora porteamos a la peque con bandolera, mochila Emeibaby y meitai evolutivo ( ten cuidado que esto del porteo es adictivo!) Además, toda la familia extensa se ha apuntado y portean hasta los tíos y la abuela jej.

Lactancia y porteo

¿Y vosotros porteáis? ¿Os planteáis portear? ¿Tienes dudas? ¡Pregunta lo que quieras!

DIY, Educación

DIY: El manzano de los números.

Hoy os traigo una manualidad muy chula para aprender los números de manera manipulativa. Después de la etapa que tuvo de interés por las letras, le ha tocado el turno a los números (y a los peces después de la visita al Acuario de Sevilla).

Así que, ¡manos a la obra! Necesitaremos los siguientes materiales:

  • Fieltro marrón, verde, rojo y amarillo.
  • Lápiz
  • Tijeras
  • Pistola de pegamento
  • Velcro (se me olvidó ponerlo en la foto)

La verdad es que es bien fácil, simplemente dibuja en el fieltro marrón el tronco y en el verde la copa del árbol y recorta.Pega el tronco a la copa del árbol.
A continuación, pintamos las manzanas en el fieltro rojo y las recortamos. Los rabitos puedes hacerlos con los recortes que te sobran de haber hecho el tronco. Pegamos el rabito a la manzana.

Nosotros hemos hecho 10 manzanas en total.
A continuación, pintamos y cortamos 10 círculos en el fieltro. El tamaño debe ser aproximadamente del tamaño del tronco.

Ahora haremos los números. Como seguramente te sobrará fieltro, elige el color que quieras. Yo he elegido el rojo. Dibuja los números, recórtalos y pégalos en los círculos amarillos.



Por último, pegamos un poco de velcro por la parte de atrás de todos los círculos y de todas las manzanas. También pegaremos trozos de velcro en la copa del árbol.


Como extra, le hemos añadido un bolsillo detrás para guardar los círculos amarillos.
¡Y ya tenemos listo nuestro material!
Ya estamos preparados para jugar.

Recetas

Nuggets de pollo

#viernesdedramarecetas y os traigo la receta definitiva para los peques: nuggets de pollo caseros.

Normalmente los niñ@s flipan con los nuggets, pero ya sabemos que llevan porquerías a mansalva, así que os traigo la receta que yo hago, que para mi gusto están incluso más ricos.

Ingredientes:

Ingredientes nuggets
  • 500 gr aproximadamente de pechuga de pollo en trozos.
  • 200 g de queso crema. Yo utilizo el Bio del Carrefour o del Lidl.
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de pan rallado (opcional). Yo normalmente no las pongo pero si veis que sale la masa muy blandita os puede servir.
  • Para el rebozado:
  • 2 huevos batidos
  • Copos de maíz tostados (corn flakes) sin azúcar. Yo uso los de Mercadona o los de la marca Ecocesta.

Preparación:

  1. Trocea el pollo en trozos grandes y ponlo en el vaso de la Thermomix. Pon velocidad 6-7 durante aproximadamente 8 segundos. TRUCO: Si lo pones a medio descongelar se pica mucho mejor.
  2. Añade la sal y la pimienta y mezcla bien.
  3. Añade el queso crema y mezcla de nuevo. Si lo ves necesario, añade también las dos cucharadas de pan rallado.
  4. Con la masa haz cuadraditos con forma de nuggets. También puedes utilizar cortadores de galletas con forma de animales y darle un toque divertido. Yo no sé donde he metido los cortadores, así que toca forma normal.
  5. En un bol bate dos huevos y en otro bol pon los copos de maíz. Tritura un poco los copos. Pasa cada nugget por huevo y luego por los copos, y corrígele la forma si es necesario.
  6. Puedes hacerlos fritos, pero a mí como más me gustan es al horno. Precalienta el horno a unos 200 º arriba y abajo. Pon papel vegetal en la bandeja de horno y  coloca los nuggets. Mételos al horno durante 15 min aproximadamente.
  7. Sírvelos con una ensaladita de tomate y a disfrutar.

Si te sobran puedes congelarlos, aunque dudo que sobren jej. Aquí siempre caen toditos 🙂

Crianza, Lactancia, Reflexiones

16 semanas

Ya eres mayor.

Ya consideran que debes dejar mis brazos, mi pecho, mi regazo. Eh, más que suficiente, que ya es mayor.

Que ya eres mayor.

Ahora tienes que tomarte el biberón, eso que para ti es un trozo de plástico que no sabe a mamá. Ahora ya no tendrás mi cuerpo disponible para ti 24 horas y buscarás consuelo en pechos ajenos sin encontrarlo.

Ya eres mayor.

Ahora tendrás que dormir sin el arrullo de mi corazón, sin mis golpecitos en el culete y sin mi voz que te canta.

Que ya eres mayor.

Y yo… Yo me sacaré la leche de su envase original y me iré, aunque mi corazón y mi mente se queden aquí contigo.

Que ya eres mayor.

Y me iré, con las tetas llenas, los ojos húmedos y el alma en un puño.

Miraré el móvil cada 5 minutos. ¿Lloras, tienes hambre, tienes sueño, el pañal? Y me iré al baño, a sacarme la leche que me recuerda que estás lejos, como si fuera capaz de olvidarlo.

Y es que tú ya eres mayor.

Hoy cumples 16 semanas. Y yo mañana no estaré, no estaré para verte despertar, ni para darte de comer ni para ver tu primera sonrisa del día.

Hoy se cumplen 16 semanas de mierda. Ni 4 meses. Y mañana, mañana, mamá vuelve al trabajo.

Que dicen que ya eres mayor.

Crianza

Operación pañal. El secreto del éxito.

Como ya podréis saber por mis posts y RRSS, trato de seguir con mis hijas una crianza respetuosa y con apego, (intento, que hay veces que el apego se me olvida y voy haciendo Dracarys por la casa) así que el momento de dejar el pañal no iba a ser menos.

Ya sabía que el pañal se deja, no se quita, frase estrella donde las haya, pero como siempre hago (porque soy muy friki, ya lo sabéis) investigué, me documenté, etc.

Navegando por internet encontré que hay varias señales que indican que el niño está preparado:

  • No moja el pañal en las siestas, o mantiene el pañal seco durante unas 3 horas y hace pipí al despertar.

  • Pide utilizar el váter y juega a imitar.

  • Hace  pipís más grandes de una sola vez.

  • Se sienten incómodos con los pañales sucios y nos piden que se los cambiemos o incluso se los quitan ellos.

  • Se esconden para hacer pipí o caca.

Problema que me encontré: mi hija no cumplía casi ninguna señal, salvo la última, así que pensé que no estaba preparada.

Además, también leí que no se recomendaba iniciar el proceso en época de grandes cambios y con la hermanita a punto de llegar, pues como que no era el mejor momento.

Avanzó el tiempo, y no vi mejoría alguna. No daba ni una señal más. Cuando veía que se escondía debajo de la mesa, le preguntaba si quería ir al váter (tanto al de mayores, como al orinal imitando al váter que le trajeron los Reyes) y se negaba en rotundo. Mi madre decía constantemente que ella creía que estaba más que preparada, solo que no tenía interés alguno en aprender aquello.

Un buen día, pidió sentarse en el váter, aunque no hizo nada, y decidí intentar un paso más. Compré unas braguitas chulas y le dije que si se las quería poner. Me dijo que sí y le dije que nos avisara para hacer pipí.

Mis previsiones eran las siguientes: fregar el suelo más que La Cenicienta, recoger mierda excrementos en cualquier rincón y un par de crisis escatológicas más.

ZAS, EN TODA LA BOCA.

Creo que puedo contar con los dedos de la mano los escapes que ha tenido. En menos de 3 días lo tenía completamente controlado. Mi madre tenía razón, en cuanto le interesó el tema lo hizo casi a la perfección.

Así que mi secreto para retirar el pañal fue… esperar a que estuviera preparada, no hacer nada, que ella tomara la iniciativa y decidiera.

Moraleja 1: las madres de vez en cuando tienen razón.

Moraleja 2: fíjate bien en tu hijo. Obsérvale. No siempre siguen y cumplen todas las señales del mundo, confía más en ellos.